martes, 25 de diciembre de 2007
Merry Christmas!!!
Este fantástico Blog y sus fabulosas creadoras quieren desearles a todos los lectores divinos que hacen que este sueño sea posible [estoy practicando para cuando me gane el Oscar] que pasen unas fiestas espectaculares [mucho adjetivo pomposo] junto a quienes quieren y los quieran a ustedes, pero más importante, que reciban muchos regalitos. Si vienen en especies, MEJOR!

Feliz Navidad/Hannukah/la festividad que celebren!!!

P.P.: Si se portaron mal, también merecen regalito...

Etiquetas: , ,

posted by Bella at 10:48 a. m. - 3 comments
lunes, 10 de diciembre de 2007
Mi bolsita de caramelos


Cuando te empezas a ver con alguien siempre esta esa duda de hasta doinde dar en un principio y hasta donde no. Obvio que la respuesta depende de cada una, o de lo que opinen las amigas muchas veces, porque ¿para que negarlo? SIEMPRE pedimos consejo a alguna amiga..
Hay personas por las que ni vale la pena darse a conocer, pero estan esas otras, esas que te cautivan... Si, ya sabes de las que te hablo, esas que te interersan y queres que esten con vos mas que un ratito (o una noche). Y es por esas personas que surge la duda que plantie al principio.
Desde mi punto de vista y de manejarme en la vida, lo que mejor podes hacer es ir dando de a poquito, aunque te mueras por darle todo de una. ¿Por qué?. La respuesta es fácil, muy fácil. Pero igual la voy a poner con un ejemplo que me gusta mucho: Si yo tengo una bolsa enorme de caramelos ricos, muy ricos y se los doy a alguien de una, la bolsa entera, la persona los come todos y despues ya esta, ya no hay nada nuevo y lo peor...quedó empachado y ya no quiere volver a comer de esos caramelos. Pero si le vas dando de a uno, de a dos, tres, o cuatro, lo va probando, savoreando y disfrutando. Se da cuenta que le gustan y quiere mas, siempre quiere más.. y no, no se empacha.
Si, porque, aunque demuestren lo contrario, los hombres no quieren "tus caramelos" de una. Y a vos te va a servir para conocerlo un poco más y ver si realmente queres regalarle la bolsa o preferis guardarla para alguien mas...
Yo, a mis caramelos, los doy de a poco, de a poco pero lo disfruto taaaanto...
Me fui a dar un par de caramelos más...

Etiquetas: , ,

posted by Blume at 4:03 p. m. - 7 comments
sábado, 1 de diciembre de 2007
La Bella y el Inválido
Les voy a contar un cuentito.
Había una vez una Bella en la parada del 60 en Cabildo y Monroe escuchando la radio con su nuevo teléfono que no tiene memoria para meterle mp3, pero sintoniza FM. En un momento, ella ve pasar el gran 57, y atrás ve venir corriendo a un flaco, típico de conservatorio de música: vestido íntegro de negro, chupines, corte de pelo onda casco pegado a la cara, y barbita bala, guitarra al hombro. Este especímen pasa por su lado, la mira, le sonríe, y sigue corriendo. Un segundo más tarde, lo ve que vuelve hasta donde está ella, le dice "sos muy linda!" y sigue corriendo el colectivo.
Luego llega su 60 fantabuloso, y se sube. Se sienta en el único asiento disponible del colectivo: el primero.
No pasan diez cuadras que empieza a treparse al colectivo un flaco con una muleta. Ella justo estaba hablando por teléfono, y muy torpemente intenta levantarse para cederle el asiento [me asombra mi humanidad a veces], y en eso se cae al piso la carpeta que llevaba sobre la falda [que había olvidado estar llevándola] y la cartera queda muy precariamente colgando de su brazo derecho, todo esto tratando de mantener el equilibrio arriba de los 10 cm de tacos, el movimiento del bondi y tratando de no golpear al inválido. En cuanto logra algo de estabilidad, se sostiene de la "manija" del asiento que una vez fue suyo, y nota que el muchacho era igual, pero I mean IDÉNTICO a Fernán Mirás en Tango Feroz. Pero onda, el pelo, la cara, la barbita, y hasta la campera de cuero!!! En eso, Fernán mira para arriba, La Bella lo mira, él le sonríe, ella le sonríe, Fernán mira para adelante y La Bella se sonroja.
Tratando de mantener la compostura, La Bella sigue viaje, aunque en un momento ella de reojo ve que Fernán vuelve a mirar hacia arriba, pero hace caso omiso y mira por la ventana al interesante paisaje que ofrece la General Paz a las nueve de la noche. En un momento, la tipa que estaba sentada junto a Fernán se baja, por lo que él se arrastra hacia el asiento contra la ventana, y La Bella apoya su derriere muy delicadamente en el asiento que alguna vez le perteneció [tratando de erradicar la previa puesta de pie desastrosa]. La Bella nota que Fernán la miraba, por lo que ella se sacó los pitochos de las orejas, y como quien no quiere la cosa, La Bella y Fernán iniciaron una charla amena. Fernán declara que flasheó con los labios de La Bella. La Bella declara que flasheó con su fascinante parecido con Fernán Mirás. La Bella, siempre tan cool, le pregunta a Fernán si la muleta era por una herida real o para conseguir asiento en el transporte público, a lo que Fernán responde con una simpática sonrisa y un halago a la coolez de La Bella. Le cuenta que es piloto [diantres, y yo que lo veìa con tanto perfil de mùsico muerto de hambre] y que como hobbie en su tiempo libre hace parapente. En una de sus salidas parapentísticas, cae mal y se quiebra tibia, peroné y como si eso fuera poco, también se destroza los ligamentos, lo que resultó en tres meses de reposo, con silla de ruedas incluida. Sigue la charla, intercambiaron nombres [Fernán en realidad se llama Ricardo, pero para mi será Fernán], y no mucho tiempo después de decir incoherencias, La Bella pregunta hasta dónde es que viaja Fernán. Fernán viaja hasta una cuadra antes de la casa de una tía de La Bella y La Bella declara su localidad para informar a Fernán de la cercanía. En un momento de la charla que seguía sin realmente seguir un hilo, Fernán le admira la voz a La Bella, y le pregunta si canta. La Bella, muy ñoña como es ella, le cuenta que en realidad está en un coro, pero no más que eso. Luego hace alarde con la frase "ya me verás en los escenarios", a lo que Fernán se da la parte al decir que él podría ayudar a La Bella a llegar a las tablas, ya que tiene contactos y está en el negocio. La Bella, descolocada y muy indiscretamente, pregunta, ya escéptica, "pero no eras piloto?". Fernán dice que por el momento, el piloto paga el show, pero que en un futuro, el show le pagará al piloto. Tal vez sueña con llevar a las estrellas de paseo?
Continúa la charla que ya estaba por camino sinuoso [vale aclarar que desde que se sentó, La Bella sintió un aroma alcohólico, cuya fuente no tardó en reconocer], y después de una ocurrencia de La Bella, Fernán hace alusión a lo fumada que estaba ella. Enseguida La Bella afirma orgullosa ser una chica sana sana, por lo que Fernán empieza a hablar sobre las bondades de las plantas, y los productos de la tierra, y el ser uno con la naturaleza, lo que causa que La Bella pierda todo interés en Fernán y empiece a desear que Ricardo se baje pronto del colectivo. Ya pronto a bajar, Ricardo le pregunta a La Bella cómo hacer para mantenerse en contacto con ella, a lo que La Bella responde con un elegante "con señales de humo?". Ante esta impenetrable negativa, Ricardo le ofrece a La Bella su tarjeta, y le pide que lo llame el día siguiente para ir a cenar. Una vez hubo Ricardo bajado del colectivo, La Bella analiza la tarjeta en cuestión, solo para encontrar la frase "Ing. en Sonido" debajo del nombre entero de nuestro antihéroe de la noche.
Si hay algo que La Bella tolera menos que a los drogadictos, es a los drogadictos mentirosos.

THE END.

Etiquetas: , , , , ,

posted by Bella at 9:50 p. m. - 4 comments
Image Hosted by ImageShack.us
La Bella
Image Hosted by ImageShack.us
Burbuja
Image Hosted by ImageShack.us
Pretty
Ultimos Pijamitas
Pijamas Olvidados
Invitados
A La Madama La Pagan...
Image Hosted by ImageShack.us  
 
Image Hosted by ImageShack.us  
 
Belulandia  

 
Image Hosted by ImageShack.us
 
Credits


Darrians Sexy Silhouettes
60s Chic Font